A FUEGO LENTO


A prisa, a prisa,
mi mente viaja tan a prisa…
Todo a su paso es tan intenso como efímero.
Pequeños y lentos seres exigen respuestas.
No entiendo nada.

Caí,
¡Cuánto duele la culpa!
Tengo frío, mucho frío.
Me hablas.  Yo estoy aquí, pero mi voz está atrapada y mi mirada inerte.
No entiendo nada.
Tengo frío, mucho frío.
¡Cómo duele la culpa!  ¡Cuánto duele la culpa!
Respiro profundamente, percibo con naturalidad cada olor, cada sabor, cada sonido, en mi opinión, en su justa medida.  Qué fortuna la mía en el día de hoy, aquí y ahora.
Me detengo al observar un texto que algún caminante pausado recreó para ser compartido.  Yo lo haré contigo, es mi deseo: siente, abraza, escucha, observa, saborea, toca, ama…  VIVE A FUEGO LENTO.

Susana

This entry was posted in POESIA. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s